Blog Defontana

Informacion y ayuda

Cómo crear presentaciones efectivas para clientes

Compartir Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Cada vez que presentas ante un cliente, está la posibilidad de pactar un nuevo negocio. A continuación, queremos entregarte algunos consejos sobre cómo crear presentaciones efectivas para clientes, en especial si son tus primeras exposiciones.

Cómo mantenerlos atentos, qué es lo que les vas a ofrecer y cuál es el hilo conductor de la presentación, son los principales detalles en los que debes centrarte. Pues, en esos 20 a 30 minutos, toda la atención es para ti.

Consigue el éxito con tus clientes, aplicando estas recomendaciones:

Aprovecha tus características personales al momento de la presentación

¿Cuál es tu mejor cualidad? ¿Te caracterizas por tener buen humor? o ¿expones mejor de forma seria? Sácale partido a los rasgos de tu personalidad que más aprecien tus cercanos o amigos, pues a veces son los que mejor te conocen. Si eres un buen conversador, muéstrate amistoso con los clientes, si en el caso contrario, prefieres mantener una postura seria y es tu forma de generar respeto, utilízalo. En conjunto, siéntete cómodo respecto a ti y a lo que quieres exponer.
 
Para ti que muestras tu producto en el punto de venta de tus clientes, administra de manera efectiva tus ventas con el Software ERP para Punto de Venta de Defontana.
 
Controla tus nervios al momento de la presentación

Si notas un ambiente de tensión, ocupa tus herramientas sociales para que ésta disminuya. Recuerda que estás buscando agradarle a tus clientes y eso generará inquietudes al momento de exponer, como por ejemplo: “¿estaré convenciéndolos con mi presentación?”, “¿será mucho tiempo para la exposición?” o “¿me habrá faltado datos que incluir?”. No te preocupes de los fantasmas que genera tu mente, preocúpate de qué es lo que necesitan, qué caras quieres ver en ellos y qué opiniones quieres obtener al terminar la presentación.

Crea tu presentación esperando generar pensamientos y sensaciones en ellos

Tus clientes están esperando que les entregues lo que ellos no saben. Sorpréndelos, coloca detalles que los cautiven, intenta entregarles un valor agregado en cada diapositiva. Entretenlos, haz que valga la pena conocer el nuevo producto o servicio que les estás presentando. Muéstrales cuál es la diferencia o el beneficio que tienes frente a tu competencia directa.

Recopila toda la información y en base a eso, resume lo que expondrás

Lo ideal es que reúnas todo lo que pudiera servir para la presentación y exposición. Cuando tengas este material, resume los datos e incluye la información más relevante, lo que ellos aún no sepan, lo que los impresione. Exprésalo en palabras simples y compleméntalo con imágenes.

Respecto al tiempo de presentación, siempre se recomienda un máximo de 20 a 30 minutos. Lo importante es que durante este período mantengas atentos a tus clientes. Considera que también habrá preguntas que deberás responder a tus oyentes.

 

Sé un experto sobre tu producto y su mercado.

La base del éxito con tus clientes estará en tu preparación respecto a tu producto o servicio. Cuáles son sus beneficios, cuáles son los posibles problemas que podría conllevar su compra y qué solución entrega para tus clientes.

¿Qué sabes respecto a su mercado? o ¿qué efectos mediáticos podría traer para la empresa el adquirirlo? Incluye éstas y otras preguntas, con las que puedas formar un set que te permita establecer una visión global del producto o servicio, y que sirvan como antesala a las preguntas que a ellos les podrían surgir.

En términos prácticos, tener un conocimiento acabado permite responder con seguridad, dando una buena impresión cuando estás intentando convencer a tu audiencia.

 
Conoce las diferentes opciones de software ERP que en Defontana tenemos para ti: Deja en nuestras manos la organización de tus recursos empresariales.
 

Sé amable con quienes realizan las consultas

Al presentar tu producto o servicio debes estar dispuesto a responder preguntas, aunque éstas sean cuestionamientos. En caso de que sean preguntas que contribuyen a tu presentación o que en el peor de los casos generen una contradicción hacia lo que estás exponiendo no contradigas a tu cliente.

Considera que todas las personas siempre “tienen la razón”. Todos estarán pensando cuando tú estés exponiendo y es esa la idea: generar “algo” en ellos, que sientan, piensen, y en el mejor de los casos, que integren la información que tú les estás entregando para llegar a concretar un negocio.

Complementa tu presentación a través de los comentarios de tus clientes

No te quedes con una primera y única presentación. Si a través del tiempo, un cliente te realiza una pregunta que puedes ser parte de tus diapositivas, agrégalas. Puede que un nuevo cliente vuelva a interesarse en el tema de la pregunta.

Quién va a realizar la presentación: Toma en cuenta los detalles

Si trabajas de manera individual, desarrolla tu poder de síntesis y comienza a trabajar. Usa imágenes y textos, revisa la ortografía y redacción de la presentación. Recuerda que es tu oportunidad para captar un nuevo cliente.

Busca la estructura de lo que estás escribiendo. Existen dos métodos de explicar un trabajo: método deductivo, que presenta la información de lo general a lo particular, y el método inductivo, que explica de forma inversa un tema, dejando que a medida de la presentación los oyentes puedan ir deduciendo el tema general.

Decide quién va a exponer. Si trabajas solo, desarrolla la habilidad

Si trabajas solo, pero no disfrutas de exponer frente a público es tu oportunidad para desarrollar esta habilidad y convertirla en un talento. Expone frente a amigos, frente a familiares, frente a compañeros de clase. Haz que te corrijan, hasta que llegues a un punto en que generes total confianza en quienes te escuchan. Si ellos desconocen el tema o el producto que vas a presentar, y logran entenderlo, es el mejor indicador de que vas bien encaminado.

Si en tu caso, trabajas con otra persona y cuenta con habilidad para desenvolverse frente al público, ya tienes parte del terreno ganado. De todas maneras, no te confíes de ello pues también es constructivo para tu nivel profesional, el desarrollar esta habilidad.

 
Presenta tu producto y realiza transacciones en el mismo punto de venta de tus clientes: Contáctanos y contrata uno de los Software ERP de Defontana.
 

Elige qué software quieres usar para las presentaciones

Power Point sigue siendo un buen gestor de diapositivas. Si quieres trabajar de forma más interactiva, también existe Prezi. Sea cual sea, lo importante es tener las ideas claras sobre el producto/servicio que se quiere ofrecer.

Ocúpate sobre los detalles técnicos

Averigua si en el lugar en donde vas a presentar, existen los detalles técnicos para la exposición.  Revisa si cuentan con proyector o si debes preparar la presentación vas a enviar la presentación de manera virtual. Consulta si es necesario que lleves tu computador u otro dispositivo móvil, aunque nunca está de más andar con él en caso de algún percance.

Compartir Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn