Blog Defontana

Informacion y ayuda

Cómo hacer un plan de negocios

Compartir Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Crear un plan de negocios te servirá para evaluar la factibilidad que tiene la idea de negocio que piensas llevar a cabo. El plan de negocios es un documento esencial para las empresas pues muestra todos los aspectos que conllevan la realización de tu proyecto.

Para aprender cómo hacer un plan de negocios, hay que tener claro los objetivos para los cuáles estás creándolo, como por ejemplo:

–       Convencer a un área gerencial para que apruebe el proyecto.

–       Conseguir el auspicio de un inversionista para financiar un negocio.

–       Sustentar la efectividad de un negocio en caso de pedir un préstamo para obtener financiamiento.

–       Interesar a un posible socio para tu negocio.

–       Evaluar o reevaluar un proyecto, buscando modificaciones a los objetivos planteados o proponiendo diferentes alternativas para su puesta en práctica.

Qué factores considerar antes de hacer un Plan de Negocios:

1) Descubre qué tan rentable es la idea de tu negocio: Antes de comenzar un proyecto debes tener en cuenta que no toda idea puede finalmente concretarse. Para ello hay que tener paciencia y ser tolerante a la frustración, pues es posible que tu éxito no resida en el primer proyecto que quieras desarrollar. Desde aquí aprenderás la diferencia entre ser emprendedor y convertirte en empresario.

2) Evalúa cómo vas a financiar tu proyecto: Existen las 3F: Family, Friends and Fools (Familia, Amigos y Locos). A la familia se refiere tu núcleo cercano con el que tienes lazo sanguíneo y quienes no suelen exigir retorno de sus aportes. Luego, están los amigos que si han visto que sabes del negocio y confían en ti, podrán ser un buen aporte para comenzar el emprendimiento. Por último, están los más valientes que son los “Locos”, quienes sin conocerte ni tener lazo contigo se involucran en tu startup si te ven actuar con seguridad y puedes convencerlos a través de tu plan de negocios.

Por otro lado, existen también los Créditos como son las Garantías Corfo que tienen como objetivo respaldar financiamientos de largo plazo para micro, pequeñas y medianas empresas.

También está la posibilidad de ser apoyado por el Estado, a través de organismos como el Sercotex, Indap, Fosis o el Corfo.

Por último, otra de las opciones es conseguir un socio que pueda funcionar como sostenedor de tu proyecto.

3) Averigua qué es lo que forma el diferencial de tu negocio: Las ideas que tienen éxito en los negocios cubren necesidades insatisfechas, permiten hacer algo que antes no se podía, o reducen los costos al realizar un servicio que ya funciona en el mercado.

Además, es importante conocer el Mercado Objetivo en el que vas a entrar a competir. Idealmente, ojalá tuvieras una base de clientes importante, pues si no hay competencia existente, no hay mercado.

4) Considera los factores que usualmente logran el éxito de un negocio: Además del  diferencial competitivo sostenible en el tiempo, debe existir una propuesta de valor basada en un producto o servicio único. Es necesario que conozcas los riesgos razonables para la realización sean estos, financieros, de mercado u operativos.

5) Redacta tu plan de negocios de la manera más legible y simple: El plan de negocios debe ser una explicación ordenada y metódica de tu proyecto o empresa. Un plan de negocios recomendable puede estar hecho en apenas 1 hoja.

Algunos de los errores de algunos planes de negocio están dados por el exceso de palabras, el no identificar las oportunidades o el diferencial específico que esperan sus receptores, no demostrar cuál es específicamente tu negocio o bien, no dejar claros los términos descriptivos del documento.

6) Incluye los elementos esenciales de un plan de negocios: Estos son un Resumen Ejecutivo, la Descripción del Negocio, el Estado del Negocio, los Logros a la fecha, el Producto/Servicio, la Competencia, el Mercado, el Equipo Humano y las Finanzas.

7) Si en su realización agregas elementos complementarios, ¡mejor!: Entre ellos están los Estudios de Mercado, Validación Comercial del Producto, Contratos con Clientes, Contratos de Abastecimiento, Alianzas Estratégicas, el Diferencial (eso único que tiene solo tu negocio, que pueden ser las patentes, el diseño o el conocimiento), Dificultades, Riesgos, Contingencias, y por último, la perspectiva o utilización en Regulaciones y Temas Medioambientales.

8) Realiza la Valorización Financiera de tu proyecto: Finalmente incluye los recursos económicos necesarios para realizar tu plan de negocios. A través de los datos financieros, este documento debiera responder a preguntas de los inversores como cuál es la rentabilidad que esperan recibir por su dinero y en qué momento podrán recuperar su inversión.

Comienza tu empresa con el Software ERP Génesis de Defontana, un software de Administración de Empresas, que cuenta con funciones de Contabilidad, Tesorería, Ventas, Inventario, Compras, Nómina y Facturación Electrónica. Contáctanos ahora.

Compartir Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn