Blog Defontana

Informacion y ayuda

¿Cómo se integra la transformación digital en los procesos de una empresa?

La necesidad de una transformación digital para agilizar operaciones en una empresa, optimizar sus recursos y reorientar su relación digital con el cliente es innegable: 96% de los empresarios está consciente de que este es un proceso crítico que se debe realizar cuanto antes.

Sin embargo, en esta transformación no basta con implementar nuevas tecnologías: es necesario reestructurar la cultura organizacional de manera que todos los trabajadores logren adaptarse a este cambio.

La transformación digital puede reportar a las empresas beneficioso tres áreas claves: procesos operativos, experiencia de cliente y modelos de negocio.

Procesos operativos

Digitalizar las operaciones es fundamental para obtener beneficios como agilizar procesos, facilitar la toma de decisiones y mejorar la colaboración interna.

Digitalización de operaciones comerciales

La automatización de tareas repetitivas que no requieren juicio humano permite a los colaboradores centrarse en tareas estratégicas. Las empresas han comprobado que automatizar no elimina puestos de trabajo. De hecho, el Digital Transformation Index 2018 afirma que el 37% de las empresas han creado nuevas posiciones a raíz del salto digital.

Mejor gestión de recursos

Optimizar la gestión de datos y el acceso a ellos en tiempo real agiliza la toma de decisiones estratégicas. Así, los trabajadores se mantienen mejor informados y con una visión más amplia de lo que sucede en las diversas áreas de la empresa.

Empoderamiento de los trabajadores

La adopción de nuevas tecnologías -como un sistema de administración ERP o un CRM- permite integrar los departamentos de la empresa de forma eficiente, lo que favorece la colaboración.

Con la virtualización de procesos, y gracias a las aplicaciones de colaboración, surgen nuevas modalidades de trabajo en las que el empleado cuenta con mayor flexibilidad en cuanto a horarios y lugares para desarrollar sus tareas, mejorando su desempeño.

Las empresas centradas en el cliente

La transformación digital permite ofrecer productos y servicios centrados en el cliente, obteniendo una ventaja competitiva considerable. Más que productos, se busca vender experiencias que se adapten a los deseos y necesidades del cliente. Con las nuevas tecnologías es posible obtener una visión más profunda del consumidor que nos ayude a ofrecer lo que realmente necesita.

Por ejemplo, con las redes sociales una empresa puede identificar lo que agrada a sus clientes potenciales, así como lo que se dice de la empresa en el entorno digital. Todos estos datos mejoran la comunicación y facilitan crear experiencias positivas.

Con un sistema de administración especializado en clientes es posible identificar cada oportunidad de negocio, ya que cualquier área de la empresa puede acceder al historial del cliente y dar continuidad a su caso. De igual manera, se cuenta con un perfil detallado de sus compras y productos por los que ha mostrado interés para ofrecer contenido y ofertas más personalizadas.

Evolución de modelos de negocio

En el proceso de transformación digital, muchas empresas cambian de manera sustancial o por completo su modelo de negocio, explorando nuevos mercados y ampliando sus posibilidades.

Actualmente, las empresas complementan sus productos físicos con una oferta digitale, o comercializan digitalmente sus productos físicos. También se da el caso de empresas que modifican toda su oferta a formato digital.

En una era en la que la tecnología evoluciona constantemente, es fundamental que las organizaciones realicen una evaluación honesta de fortalezas y debilidades, y busquen la forma de redefinirse para aprovechar el capital humano, procesos y tecnología con el fin de optimizar sus operaciones, mantenerse competitivas y crecer de forma sostenida. La clave está en la integración de todas las áreas de la empresa y en la digitalización de sus procesos.