Blog Defontana

Informacion y ayuda

Importancia de un ERP con Normas IFRS

Compartir Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La incorporación de las nuevas Normas Internacionales de Información Financiera, NIIF o IFRS, conlleva  importantes beneficios  y desafíos.

Las IFRS son estándares contables de aplicación mundial, orientadas a uniformar las prácticas contables entre  distintos países. En forma puntual, establecen los requisitos de reconocimiento, medición, presentación e información a revelar que se refieren a las transacciones y sucesos económicos que son importantes en los estados financieros.

Sin duda, el mercado ofrece diversas soluciones para incorporar las IFRS a la gestión diaria. Sin embargo, es importante que al optar por una de ellas se elija una con experiencia y respaldo, ojalá una que  se incorpore de manera natural al ERP y que sea capaz de permitir seguir manejando la contabilidad con el tradicional sistema de Principios Contables Globalmente Aceptados (PCGA) y, de manera paralela, incorporar las nuevas Normas Internacionales de Información Financiera,  NIIF o IFRS.  Esto, porque existen bastantes diferencias en la norma tributaria del SII y las IFRS, lo que obliga a las empresas a tener sistemas  que lleven ambas contabilidades de manera simultánea. De esta forma, se mantienen ambos planes de cuenta  y se nutren de la información que se va generando, sin necesidad de ingresar los datos ni generar doble digitación. Ello sólo es posible si un Software ERP trae incorporadas las IFRS.

Así, por ejemplo, si se realiza una venta con factura, la persona que está facturando, sin tener que realizar ningún procedimiento extra, automáticamente ingresa esos datos a la solución contable. Ésta debe  captar todas las informaciones que se generan en dos fuentes para obtener reportes tanto en el sistema PCGA como en IFRS.

Ello permite a las compañías que llevan mucho tiempo trabajando con las normas de Información Financiera conocidas como PCGA no comenzar “de cero” con el nuevo sistema IFRS y mantener su historial financiero. Además, de esa forma es posible realizar un cambio más paulatino hacia la nueva norma, tanto en términos formales como en la cultura interna de la empresa.

 

Compartir Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn