Blog Defontana

Informacion y ayuda

Software as a service

SaaS: ¿cómo funciona este tipo de software y cuáles son sus ventajas?

SaaS: ¿cómo funciona este tipo de software y cuáles son sus ventajas?

Software as a Service (SaaS) -en español, “software como servicio”- es una solución informática empresarial que se pone a disposición de los usuarios mediante Internet, es decir, no se compra, se alquila mediante el pago de una suscripción, por un periodo de tiempo determinado y con funcionalidades específicas.

Los datos se gestionan en la nube y se puede acceder a la aplicación desde cualquier dispositivo con conexión a Internet. Esto, sin instalar ningún programa en nuestro ordenador ni implementar ningún tipo de infraestructura o hardware especial en las instalaciones de nuestra empresa.

Cabe señalar que es no es un sistema de escritorio remoto, herramienta que solo funciona al ser instalada en un computador en específico. Esto limita la accesibilidad, pues solo es posible ingresar a determinado equipo en el caso que éste tenga instalado el software. Esto, sin duda, representa un gran obstáculo para las necesidades empresariales actuales, que requieren de máxima conectividad y disponibilidad 24/7, una característica que solo puede brindar un software ERP cloud.

La industria de Saas está creciendo de manera exponencial. De acuerdo con las estadísticas, la penetración de este modelo de servicio frente a la implementación tradicional de software será superior al 25% de aquí al 2020, y los sistemas empaquetados se reducirán al 10% de las nuevas instalaciones empresariales. Gran parte de esta tendencia se explica por las múltiples ventajas que ofrece el modelo, entre las cuales cabe destacar las siguientes:

Disminuye tiempos de implementación 

El modelo SaaS no exige implementar y configurar el software en un servidor u ordenador propio. Esto ahorra varias horas de trabajo complejo.

Reduce costos

Al no tener que comprar el software ni adecuar infraestructura para su instalación, es posible obtener un ahorro considerable en lo que a implementación del sistema respecta. Además, la empresa se libera de los costos de mantención, tarea de la que se encarga el proveedor del servicio.

Mobile friendly

Como ya señalamos, el modelo de almacenamiento y gestión en la nube nos permite acceder al sistema desde cualquier dispositivo con conexión a Internet. Si tenemos en cuenta que la penetración móvil ya alcanza el 66% de la población mundial y que el smartphone es un canal de interacción importante, es imprescindible que las soluciones sean mobile friendly, es decir, que puedan visualizarse desde cualquier dispositivo móvil.

Tiene buen rendimiento

Los proveedores de SaaS se desenvuelven en un mercado estimado de 73.600 millones de dólares, en el que ninguna compañía tiene el dominio absoluto. Eso los obliga a competir con soluciones de calidad, fáciles de usar y de muy alto rendimiento.

Actualizaciones automáticas 

La competitividad, las dinámicas del mercado y el desarrollo tecnológico obligan a los proveedores SaaS a incorporar continuamente actualizaciones en los servicios que ofrecen.

Permite la personalización

La mayoría de soluciones SaaS nos permiten realizar modificaciones para adaptarlas a nuestras necesidades. Esto resulta fundamental en el caso del software ERP, puesto que toda empresa tiene particularidades en la gestión de sus operaciones.

Garantiza escalabilidad

El software como servicio puede crecer con nuestro negocio. Si necesitamos más espacio de almacenamiento o funcionalidades adicionales podemos contratarlas con el proveedor, ahorrando tiempo y recursos asociados al desarrollo de software o implementación de un sistema de mayor capacidad.

Seguridad de los datos

Este tipo de software operan sobre serios protocolos de seguridad informática, garantizando la integridad de la información en todo momento. Vale la pena mencionar que -a la hora de buscar soluciones SaaS- es importante verificar que éstas cuenten con estándares internacionales de calidad en lo que a protección de datos se refiere, como Amazon Web Services, para brindar la tranquilidad de que la información aquí alojada no será vulnerada y que estará libre de riesgos.

Como ves, a la hora de contratar una solución SaaS -junto con analizar sus funcionalidades- es ideal optar por una herramienta que opere en la nube, pues solo así garantizarás accesibilidad y eficiencia.