Blog Defontana

Informacion y ayuda

4 beneficios de facturar electrónicamente

4 beneficios de facturar electrónicamente

La evolución tecnológica ha traído consigo grandes cambios en la forma de hacer las cosas. En el ámbito comercial y tributario, por ejemplo, las facturas que anteriormente se emitían en físico, hoy podemos gestionarlas de manera virtual con la ayuda de un programa de contabilidad, herramientas de gran valor para cualquier organización.

La factura electrónica es uno de los mayores avances en materia comercial y tributaria del último tiempo, cuya obligatoriedad se extiende a todas las empresas del país desde el 1 de febrero de este año. Este sistema ha generado diversos beneficios para los contribuyentes, entre los cuales vale la pena destacar:

1. Ahorro de costos y tiempo

El ahorro de tiempo y la eliminación de los costos de traslado -puesto que las facturas electrónicas se emiten en el instante y no hay que enviarlas por correo ordinario, como se hacía en el pasado- es uno de los más grandes beneficios, pudiendo hacerlas llegar a los receptores en pocos minutos por email.  

En la misma línea, el sistema evita la necesidad de imprimir talonarios con original y tres copias, como se requería anteriormente con la factura en papel, con lo que podemos lograr un importante ahorro en costos de impresión por no tener que sacarlas en físico. 

Por otro lado, gracias a la facturación electrónica no es necesario acudir físicamente al SII para timbrar este y cualquier otro tipo de documento tributario, el amparo se lo dan el Certificado Digital y la validación que hace el organismo por Internet.

2. Evita la gestión física de documentos

El ahorro también se extiende al almacenamiento, ya que se trata de documentos virtuales que no vamos a tener que archivar en espacios físicos para poder consultarlos. En ese sentido, una de las grandes ventajas de un buen programa de contabilidad es que permite acceder a cualquier documento -emitido o recibido- con solo un par de clicks, facilitando el acceso a la información y eliminando el riesgo de pérdidas o deterioro, algo que suponía una gran preocupación en el pasado.

3. Mayor seguridad

Con las facturas electrónicas podemos protegernos de estafas y trabajar en torno a información fidedigna, dado que con este sistema tenemos la posibilidad de verificar en línea la validez del documento, lo que no podíamos hacer de forma inmediata con la factura impresa. 

Además, el SII ha visto una disminución del 20% en lo que a evasión de impuestos se refiere, evidencia de la seguridad y confiabilidad que significa la adopción de la factura electrónica.

4. Facilita el factoring

Otro aspecto importante de la facturación electrónica es simplifica el proceso de cesión de facturas, o factoring.

Lo anterior permite a las empresas acceder a recursos con mayor facilidad en caso de ser necesario pues, gracias a la modalidad electrónica, es más fácil comprobar la validez de los documentos, revisar el historial financiero de la compañía y, finalmente, realizar el traspaso de fondos a la empresa que acude al servicio de factoring.

La facturación electrónica ofrece enromes beneficios para los contribuyentes, los que pueden incrementarse al utilizar las herramientas adecuadas. En ese sentido, en el mercado existen software  –como Defontana– que cumplen con todos los requerimientos para facturar electrónicamente de manera rápida, simple e integrada con la contabilidad de la empresa, además de ofrecer soporte 24/7 para resolver cualquier duda o inconveniente con el uso de la plataforma.