Blog Defontana

Informacion y ayuda

4 razones por las que internalizar la contabilidad de nuestra empresa

Tercerizar la contabilidad es habitual en las empresas que comienzan operaciones. Pero, al crecer, se pueden sumar sucursales, empleados y nuevos procesos, incrementando considerablemente la cantidad de datos contables. En este punto es momento de preguntarse ¿es aconsejable internalizar la contabilidad?

4 razones para asumir internamente la contabilidad

Cuando una empresa decide llevar de forma interna su contabilidad percibe una serie de beneficios concretos, entre los cuales vale la pena destacar:

1. Reportes personalizados

Al no depender de terceros, los reportes contables se generan con la frecuencia que deseemos. Su redacción interna permite incluir los indicadores que más se ajustan a las necesidades de la compañía, facilitando el análisis financiero en torno a datos concretos, pudiendo profundizar en los aspectos que sean necesarios.

Además, al tener presente todos los detalles contables es posible tomar decisiones estratégicas de manera más acertada. Esto, porque los análisis fundamentados en los reportes internos redundan en una mejor gestión financiera, facilitando el crecimiento sostenido de la compañía.

Por otro lado, al llevar de forma interna la contabilidad tenemos mayor control sobre los informes para inversores o entidades crediticias. Así, es posible generar mejores estrategias para conseguir capital destinado tanto a nuevas inversiones.

2. Mayor precisión

Probablemente, una de las mayores ventajas de internalizar la contabilidad de una empresa es la precisión de los datos obtenidos. En ese sentido, la utilización de un programa de contabilidad puede optimizar considerablemente los esfuerzos de los profesionales a cargo.

En la actualidad, es posible encontrar software especializados en labores contables de gran performance, permitiendo a las empresas contar con información precisa en el momento que lo deseen. Así, los dueños, gerentes y ejecutivos pueden contar con información certera en torno a la situación financiera de la compañía.

3. Rapidez

Al llevar de forma interna la contabilidad, las tareas asociadas a esta área se realizan con mayor rapidez gracias a la facilidad de obtener y contrastar datos de los distintos departamentos de la empresa. Además, la empresa puede establecer los plazos que considere pertinentes para la entrega de informes o balances, optimizando tanto los tiempos como los recursos necesarios para ello.

4. Reducción de costos

Cuando una empresa decide internalizar la contabilidad debe pensar en destinar personal específicamente para ello. Antaño, la única forma de llevar una contabilidad in house era teniendo un equipo de contadores dedicados, lo que sin duda implica más recursos. Sin embargo, la tecnología ha cambiado ese paradigma.

Gracias un programa de contabilidad, las empresas pueden optimizar al máximo sus procesos financieros sin necesidad de tener todo un departamento de contadores. En el mercado existen software dedicados y otros más completos –como los ERP que integran funcionalidades contables– que facilitan desde el llenado de los libros hasta la generación de los balances, los cuales funcionan bajo el modelo SaaS (Software as a Service), por lo que solo se requiere el pago de una suscripción para disfrutar de los beneficios de estas herramientas.

Como ves, internalizar la contabilidad puede ser una decisión que abra las puertas a mejoras sustanciales dentro de una empresa. Lo importante es apoyarse en las herramientas adecuadas para automatizar la mayor cantidad de procesos posibles y disponer de la información precisa en el momento que se requiera.