Blog Defontana

Informacion y ayuda

Importación y exportación: ¿cómo funciona y cómo se regula?

Importación y exportación: ¿cómo funciona y cómo se regula?

Durante 2018, la exportación e importación de productos en Chile creció de manera considerable: mientras la primera actividad tuvo un incremento de 9% con respecto a 2017, la segunda lo hizo en 14%, dando cuenta de la fuerza que ha tomado el comercio exterior en la economía local. Al respecto, quienes deseen comenzar en este rubro deben conocer una serie de conceptos que les permitirán orientar sus pasos y tener los frutos esperados.

Toda empresa que desee ampliar su mercado gracias al comercio exterior, debe saber que apoyarse en un programa de administración le permitirá ordenar de mejor forma sus finanzas, evitar errores de cálculo y evitar líos con organismos como el Servicio de Impuestos Internos (SII).

Al importar

Tal como lo establece el Servicio Nacional de Aduanas, “Puede importarse cualquier mercancía, salvo aquellas que se encuentren expresamente prohibidas por la legislación vigente, como por ejemplo: vehículos y motocicletas usadas, asbesto en cualquiera de sus formas, pornografía, desechos industriales tóxicos, entre otras”.

 

Para importar productos sin carácter comercial -que porten viajeros acogidos a la Partida 009 y con un valor de hasta US$ 3.000 FOB (Free On Board)-, y aquellos con carácter comercial de hasta US$ 1.000 facturado, se debe presentar la factura comercial, conocimiento de embarque original (o su similar). Si quien realiza el trámite es un tercero, debe presentar un poder notarial del dueño o consignatario. 

Por otro lado, si el valor de las mercancías supera los US$1.000 FOB, es necesario contratar un agente de aduanas

En lo que a tributos respecta, el Servicio de Aduanas es claro: “Por regla general, las importaciones están afectas al pago del derecho ad valorem (6%) sobre su valor CIF (costo de la mercancía + prima de el seguro + valor del flete de traslado)y pago del IVA  (19%) sobre su valor CIF más el derecho ad valorem”. Sin embargo, recuerda que hay productos -como el oro, bebidas alcohólicas y pieles, entre otros- sobre los que recaen impuestos específicos y adicionales.

Al exportar

Tal como lo establece el portal ProChile -del Ministerio de Relaciones Exteriores-, “en Chile, cualquier persona natural, jurídica extranjeros con residencia en nuestro país, puede constituirse como exportador, sólo debe estar al día en el pago de compromisos tributarios con el Fisco y tener iniciación de actividades como exportador (o ampliación de giro) ante el Servicio de Impuestos Internos”.

Ahora bien, ¿qué documentos necesitas para exportar?

  • Factura pro-forma. Se presenta a quien importa las mercancías exportadas, en el idioma del país de destino, y permite confirmar el negocio que se está haciendo.

  • Factura de carga. Va con la mercancía, desde que sale de su lugar de almacenamiento hasta llegar a la zona de embarque.

  • Factura comercial. Es la que representa la operación comercial.

  • Certificado de embarque (conocimiento). Es, en otras palabras, la prueba del embarque.

  • Lista de empaque. Detalla el volumen y descripción de la mercancía.

  • Certificado de origen

Por otro lado, aunque las mercancías quedan exentas del pago de impuestos o derechos arancelarios, “el exportador tributa en Primera Categoría (27%), en base a rentas efectivas y presuntas”, tal como lo establece el SII.


Finalmente, recuerda que al apoyarte en un programa de administración -especializado, por ejemplo, en Contabilidad y Facturación de Exportación– podrás evitar problemas con el SII por concepto de montos mal calculados o falta de documentos, entre otros. Este tipo de soluciones permiten ordenar las finanzas de la empresa y analizar la situación económica para tomar decisiones estratégicas de forma acertada, optimizando los recursos al máximo.