Blog Defontana

Informacion y ayuda

La Factura de Exportación Electrónica será obligatoria el 17 de Enero del 2020 y Defontana está preparado

La Factura de Exportación Electrónica será obligatoria el 17 de Enero del 2020 y Defontana está preparado

A partir del 17 de enero de 2020 la emisión de documentos de exportación (facturas, notas de crédito y notas de débito de exportación) deberá realizarse exclusivamente en formato electrónico, de acuerdo a la normativa vigente. Si es cliente Defontana, contacte a su ejecutivo post venta para certificarte en este nuevo ítem.

La compañía líder en software ERP 100% web, Defontana informó que ya tiene disponible la emisión de documentos de exportación en formato electrónico, la cual será obligatoria a partir del 17 de enero de 2020, según lo establecido en las Resoluciones Exentas N° 113 y 120, de octubre de 2019. A partir de esa fecha, los documentos en papel de exportación (facturas, notas de crédito y notas de débito de exportación) no tendrán validez legal.

“En Defontana ya tenemos nuestros sistemas preparados para que nuestros clientes puedan emitir sus documentos de exportación de manera electrónica, de acuerdo a lo que determina la normativa. También hemos dispuesto de capacitaciones especializadas para que nuestros clientes puedan certificarse en su uso”, explicó Diego González, gerente general de Defontana.

La Factura de Exportación Electrónica, la Nota de Crédito de Exportación Electrónica y la Nota de Débito de Exportación Electrónica son documentos tributarios generados en forma electrónica, firmados digitalmente por el emisor, que reemplazan al documento soportado en papel y que tienen la misma validez legal que éste.

Además de los conocidos beneficios de la factura electrónica, la Factura de Exportación Electrónica podrá ser enviada al cliente extranjero en forma electrónica -por ejemplo, vía e-mail-, lo que además de ahorrar los costos de demoras y la probabilidad de pérdida del documento cuando se envía la factura en papel junto al embarque, permitirá que ésta sea consultada en la administración tributaria chilena.

También incorpora elementos que permitirán satisfacer la necesidad de “trazabilidad documentaria” (antecedentes del origen, distribución y entrega) de los productos que se exportan. Permitirá, además,  junto a la Guía de Despacho Electrónica, la agilización del ingreso de  mercaderías a la zona primaria; a la vez que posibilitará que los organismos que certifican el origen de las exportaciones (Sociedad de Fomento Fabril –Sofofa-, Comisión Chilena del Cobre -Cochilco, etc.) reduzcan los plazos para otorgarlo, toda vez que podrán realizar el trámite on line.

Lo anterior no sólo permite la diferenciación como ventaja competitiva y otorga valor a la marca del exportador chileno que utiliza Factura de Exportación Electrónica, sino que permite mejorar el ciclo del negocio exportador, abrir nuevas oportunidades de mercados y posicionar la imagen país de Chile en el mundo.