Blog Defontana

Informacion y ayuda

Teletrabajo: los beneficios del trabajo remoto

Teletrabajo: los beneficios del trabajo remoto

El trabajo remoto, es decir, la actividad laboral que se ejerce para una empresa desde un lugar diferente a sus instalaciones (generalmente desde casa), es una tendencia que aumentó un 115% durante 2007 y 2017.

Además, según el estado mundial del teletrabajo, la modalidad ya era permitida en 2018 por más de la mitad de las empresas en el mundo. 

Ventajas del trabajo remoto

Lo más probable es que, gracias al desarrollo tecnológico, este fenómeno siga creciendo en los próximos años, pues supone importantes beneficios para las empresas: 

  • Menores costes: al no tener empleados en sus instalaciones permite a las organizaciones ahorrar dinero en espacio, infraestructura y servicios domiciliarios.
  • Mayor retención de talento: el trabajo remoto fideliza a los empleados que valoran beneficios como la flexibilidad laboral por encima del salario.
  • Mejora de objetivos: la mayoría de las empresas que implementan el teletrabajo se enfocan más en conseguir que sus empleados logren metas que en asegurarse de que cumplan determinadas horas laborales al día. Esta orientación puede derivar en mayores índices de productividad y crecimiento.

Para los profesionales home office, esta forma de trabajar también supone importantes beneficios: además de poder equilibrar con éxito la vida laboral y sus asuntos personales, se evitan el estrés, pérdida de tiempo y gasto de dinero que implican el desplazamiento de la casa a la oficina y viceversa. 

Y todo esto, sumado a no estar encerrado en el lugar de trabajo, deriva en un mayor bienestar emocional y satisfacción laboral.

Conectividad y movilidad: las claves del teletrabajo

De acuerdo con el Informe Ditrendia: Mobile en España y en el Mundo 2019, el número de usuarios únicos de Internet desde el móvil, a nivel global, es de 4.388 mil millones. 

Esta creciente penetración tanto del Internet como del teléfono móvil ha facilitado el auge del teletrabajo. Mediante el celular y diferentes herramientas en la nube, podemos mantenernos conectados a la empresa y ejecutar flujos de trabajo incluso en equipo. 

Por otro lado, las aplicaciones web de trabajo colaborativo también nos facilitan la ejecución de proyectos sin importar las diferencias de tiempo y espacio que existan entre los integrantes del equipo. 

Y, prácticamente, cualquier herramienta que opere en la nube nos permite ingresar a su interfaz y data de cualquier lugar del mundo. Así, por ejemplo, el contador tiene la posibilidad de revisar los estados financieros sin necesidad de ir a las instalaciones de la empresa gracias a software especializados

Trabajar desde la casa cuando hay problemas de movilización en la ciudad

Al implementar el home office, el colaborador no tiene que salir a las calles y perder horas en congestiones vehiculares o exponerse a los peligros propios de las protestas sociales. Se queda en su hogar y desarrolla las tareas planificadas, contactándose por el móvil con sus superiores o equipo. 

Según datos del Ministerio del Trabajo, en Chile sólo un 1% de los trabajadores laboraba en un lugar diferente a la empresa hasta el momento en que estallaron las protestas sociales de los últimos meses. Sin embargo, a causa de los problemas de transporte e inseguridad que experimentaban las personas para llegar a la oficina o volver a sus hogares, 48% de las empresas impulsaron el teletrabajo. 

 

Teniendo en cuenta todo lo anterior, se recomienda a las empresas, revisar sus flujos de trabajo y determinar cuáles pueden ser desarrollados desde casa. 

En Defontana, todos nuestros sistemas son 100% web, lo que permite a las empresas implementar el teletrabajo de forma fácil, rápida y eficiente, llevando los procesos de negocio en forma centralizada a través de Internet sólo con un dispositivo -computador, smartphone o tablet- con conexión. 

De esa manera, las organizaciones podrán implementar el trabajo remoto y empezar a disfrutar de sus beneficios.