Descubre cómo hacer tu cálculo de remuneraciones más fácil

El cálculo de remuneraciones exige bastante tiempo y dedicación, porque implica la suma y resta de diferentes conceptos y una gran precisión para estar completamente alineado con la normativa laboral. 

Veamos en qué consiste el proceso y cómo un software de recursos humanos puede ayudarnos con él:

1. Sumamos los haberes imponibles 

Es el punto de partida en cualquier cálculo de remuneraciones finiquitos y obligaciones laborales. Los haberes imponibles hacen referencia a los pagos susceptibles de descuentos legales y básicamente son abarcados por la remuneración definida en el artículo 41 del Código del Trabajo

contraprestaciones en dinero y las adicionales en especie avaluables en dinero que debe percibir el trabajador del empleador por causa del contrato de trabajo”.

En línea con esta definición, el artículo 42 de la misma norma los define como:

  • Sueldo, que es el estipendio obligatorio y fijo pagado en dinero.
  • Sobresueldo u horas extras.
  • Comisiones.
  • Participación de las utilidades de la empresa.
  • Gratificación o parte de utilidades con que el empleador beneficia el sueldo del trabajador.
  • Semana corrida.

En ese sentido, podemos decir que nuestra legislación laboral contempla dos clases de remuneraciones: las fijas, como el sueldo, y las variables, como las horas extras. 

2. Aplicamos deducciones sobre los haberes imponibles

El artículo 58 del Código del Trabajo nos obliga a deducir de las remuneraciones los siguientes conceptos: 

  • Los impuestos que las gravan.
  • Las cotizaciones de seguridad social.
  • Las cuotas sindicales.
  • Las obligaciones con instituciones de previsión o con organismos públicos.

Así las cosas, en el cálculo de remuneraciones debemos aplicar los siguientes descuentos

Al aplicar estas deducciones a las asignaciones que constituyen remuneración, obtenemos el total  afecto al Impuesto Único de Segunda Categoría a los Trabajadores, según lo dispuesto en el numeral 1 de artículo 42 de la LIR

3. Deducimos el Impuesto Único de Segunda Categoría

Si el total tributable obtenido en el punto anterior es mayor a 13.5 UTM, le descontamos el monto asociado a este impuesto, claramente definido en las tablas del SII para el cálculo del IUSC

4. Aplicamos otras deducciones

Las deducciones anteriores hacen referencia a las obligatorias. Pero tenemos que realizar otros descuentos como los asociados a la Cuenta de Ahorro Voluntario, al Ahorro Previsional Voluntario (APV), el tiempo no trabajado, cuotas destinadas al pago de la adquisición de viviendas y demás acordadas con el trabajador. Siempre dentro de los límites establecidos en el artículo 58 del Código del Trabajo.

5. Sumamos los haberes no imponibles 

Para completar el cálculo debemos sumar los haberes que no constituyen remuneración, definidos en el inciso 2 del Artículo 41 del Código del Trabajo, que son los siguientes:

  • Movilización.
  • Pérdida de caja.
  • Desgaste de herramientas y de colación.
  • Viáticos.
  • Prestaciones familiares.
  • Indemnización por años de servicio.
  • Devoluciones de gastos en que se incurra por causa del trabajo.

Un software de recursos humanos puede ayudarte

Sin duda es un proceso de cálculo complejo, que se va dificultando aún más en la medida que tenemos más colaboradores con ingresos y tipos de contrato diferentes. Ahí es donde el software de gestión de recursos humanos empieza a ser imprescindible.  

Un software de recursos humanos moderno no se limita a ser una base de datos con la información principal de la planta de trabajadores. Cuenta con un módulo de remuneraciones que automatiza por completo este proceso, ahorrándonos mucho tiempo y reduciendo a cero el margen de error. 

Zenda by Defontana, el mejor software de gestión de recursos humanos, es el indicado para ayudarte.

Su implementación es sencilla y fácil de usar, permite también la automatización del cálculo de remuneraciones finiquitos y obligaciones laborales. Además, ofrece otras herramientas importantes como control de asistencia, declaraciones juradas, firma documental, portal de empleados y gestor documental, entre otras funciones.

También te puede interesar

Caso de Éxito: Pasó de pequeña a gran empresa en solo 7 años
Caso de Éxito: Pasó de pequeña a gran empresa en solo 7 años
VER MÁS
Caso De Éxito: HablaIP tiene movimientos en distintos países y los gestiona desde Chile
Caso De Éxito: HablaIP tiene movimientos en distintos países y los gestiona desde Chile
VER MÁS
Caso de Éxito: Optimización de Procesos en Seguridad Contra Incendios
Caso de Éxito: Optimización de Procesos en Seguridad Contra Incendios
VER MÁS