Blog Defontana

Informacion y ayuda

Los desafíos de la boleta electrónica

Las empresas y emprendimientos en el país cuentan con un fuerte aliado en las tecnologías de la información para enfrentar la modernización tributaria que se anuncia, especialmente, en lo relacionado a la obligatoriedad de la boleta electrónica.

De hecho, existen herramientas 100% web, que no requieren grandes inversiones, sino sólo una buena conexión a la red para operar rápida y eficazmente; también software diseñado para la venta directa de productos al público que puede integrarse con sistemas más avanzados de gestión, como un ERP, para llevar al día la administración total del negocio.

Lo realmente importantes es que la solución por la que opten las empresas y emprendimientos tenga un respaldo reconocido y que -además de emitir boletas electrónicas- tenga otros atributos importantes para dicho proceso.

Conviene considerar seis puntos clave:

La tecnología elegida debe ser de tipo multidispositivo y permitir la movilidad total, por ejemplo, con tablets e impresoras inalámbricas;

Aceptar diferentes medios de pago y que puedan ser definidos por usuario;

Realizar informes por cierre de caja, turno, stock, etc;

Entregar ticket de preventa;

Ser apta para cualquier tipo de impresora y compatible con cualquier tipo de lector;

Que se puedan generar Notas de crédito, en caso de anulación de la boleta.

Por ello, la tecnología para enfrentar la modernización tributaria, y específicamente, la boleta electrónica, existe en Chile. Sólo es cuestión de atreverse y aprovechar el impulso para usar la digitalización a favor del negocio y asegurar de esa manera su mantención en el tiempo, así como su crecimiento y competitividad futuros.

Los avances en esta temática han sido enormes en Chile, desde que el SII sembró el germen de la transformación digital –primero- con su propia modernización y –luego- con las declaraciones de renta por internet y la fabricación de libros contables on line; siguiendo con la factura electrónica, hoy ya convertida en un modelo para todo el mundo.

Ahora será el turno de la boleta electrónica que conlleva importantes beneficios, no sólo en términos de ahorro, sino que también en cuanto a disminuir la evasión y facilitar los procesos en los puntos de venta.

Por Diego González, Gerente General Defontana

 

Fuente: https://bit.ly/2OGYVi9