¿Qué es la carta de renuncia voluntaria? Lo que debes saber

Presentar una carta de renuncia voluntaria es un requisito legal en Chile cuando un empleado decide dejar la empresa donde trabaja. También es un proceso con importantes implicaciones en materia de contabilidad, ya que implica gestionar remuneraciones y finiquitos. 

Ahora bien, debemos tener en cuenta que la validez de esta carta depende de que el trabajador siga todos los procedimientos legales. Por ello, es necesario que sepamos cómo hacer una carta de renuncia voluntaria y los requerimientos que se deben cumplir para que la empresa pueda aceptarla. 

¿Qué es la carta de renuncia voluntaria? 

La carta de renuncia es un documento que permite a un trabajador notificar a su empleador que desea poner fin a su relación laboral. 

Este instrumento se rige por el Código del Trabajo (artículos 2, 159, y 177), y permite renunciar al trabajo sin más consecuencias legales que el cese establecido en la legislación laboral chilena.  

El trabajador debe enviar este documento en el plazo de un mes antes del último día de trabajo especificado en la carta. En caso contrario, aunque la falta de antelación no está penada por la ley, el empleador puede reclamar una indemnización si demuestra que dejar el trabajo sin el debido aviso perjudica los intereses de la empresa.

¿Qué debe contener una carta de renuncia de trabajo?

El primer requisito es que la carta especifique claramente la intención del empleado de renunciar y la fecha en la que piensa dejar de trabajar. Además, el formato debe incluir los siguientes datos de la empresa: 

  • Nombre o razón social. 
  • RUT. 
  • Dirección. 
  • Comuna. 

Así como los siguientes datos del trabajador: 

  • Nombre y apellido. 
  • RUT. 

¿De qué depende la validez de una carta de renuncia?

Para que tenga validez, una carta de renuncia de trabajo debe ser aprobada por un funcionario público, que hace las veces de ministro de fe. Este puede ser:

  • Un notario. 
  • Un registrador civil. 
  • Un inspector de trabajo. 
  • El presidente de un sindicato. 
  • El delegado de personal de la empresa.
  • Un secretario municipal. 

Cabe mencionar que, si la carta no sigue los procedimientos legales para renunciar al trabajo, la empresa tiene el derecho y también el deber de negarse a aceptarla y exigir que se sigan los protocolos correspondientes.

Conoce Zenda by Defontana: el software de recursos humanos para todos tus procesos

Ahora que sabemos cómo hacer una carta de renuncia voluntaria con validez legal, queda por resolver una duda: ¿qué debe hacer la empresa luego? En este punto, una vez recibida la carta de renuncia conforme todos los procedimientos que indica la ley, debemos firmarla, entregar una copia al empleado y gestionar el pago de la indemnización por despido. Esto, independientemente del motivo de la renuncia voluntaria. 

Sin duda, una correcta administración de los haberes y remuneraciones imponibles es fundamental para que el proceso culmine correctamente, en bienestar del trabajador y de la empresa. Zenda by Defontana es un software de recursos humanos que hace más sencilla la gestión de remuneraciones, permitiendo llevar un registro actualizado de las horas trabajadas por cada empleado y agilizar el pago de finiquitos en caso de renuncia voluntaria. 

Conoce más de las funciones de Zenda y disfruta de procesos más ágiles en tu departamento de recursos humanos. 

También te puede interesar

Responsabilidades de Colaboradores y Empleadores en Denuncias de Acoso Laboral
Responsabilidades de Colaboradores y Empleadores en Denuncias de Acoso Laboral
VER MÁS
Entendiendo la Ley Karin desde la Perspectiva de Liderazgo
Entendiendo la Ley Karin desde la Perspectiva de Liderazgo
VER MÁS
Guía para Colaboradores: Denuncias de Acoso Laboral según la Ley Karin
Guía para Colaboradores: Denuncias de Acoso Laboral según la Ley Karin
VER MÁS